Buscar em     por     
     Minha Conta/Login | Publicidade | Contato     

     Home    PUBLICAR   CADASTRO   Pets Brasil   Postais   Busca RS   Ajuda










  Categorias

Ver Todas as Categorias

Procurar por municípios


  Serviços

Procura um novo amor? Cadastre-se grátis no Cupido BR

Mande postais gratuitos do RS e de todo o país. Agende eventos


  Destacados


Dr. MARCO TÚLIO VICHINSKI ROCHA



     

Você está aqui:   Home > Minha História > Famílias

PADilla

Comentários | Adicionar a Favoritos | Enviar a Amigos |


Page Views: 3333
Publicação: 28/10/2009

Família Padilla e suas origens:

Os PADILLA espalham-se por duas dezenas de cidades no Mercosul, especialmente no sul do Brasil, Uruguai, e Argentina, com uma ramificação no Canadá. A história inicia quando Francisco (avô do Prof.Padilla), e seus 3 filhos mais velhos (entre eles Geronimo, pai do Prof.Padilla),  chegam de Jaén, então província de Andujar, na Andaluzia, Espanha, há quase um século.

Andaluzia 44 slides fantásticos e + sobre a Espanha clique aqui þ

Brasão familiar é composto sobre fundo azul, com 3 “padillas” de cor cinza, em pé, cercadas de nove meias-luas na cor branca, sendo três meias-luas acima, três meias-luas abaixo, e três meias-luas à direita à

Os operadores do direito costumam utilizar a balança como símbolo da “Justiça” almejada. Sobre essa simbologia do ideal de justiça recomendamos nossa página de teses jurídicas, veja o link abaixo. Em 2001 criamos uma balança...

ß Utilizada também por alguns amigos, ex-alunos e admiradores,    apresenta os mesmos componentes essenciais do brasão familiar:  As 3 “padillas” e as nove meias-luas, mas todos na cor cinza,  para facilitar a visualização da balança. Para entender o que é uma padillano idioma espanhol clique aqui þ

.

No 1º Encontro Familiar, dias 11 e 12/10/1998 em Rivera/Uruguai + Santana do Livramento/Brasil,  reunimos quase toda família que soma mais de 200 entre descendentes diretos e cônjuges.   A “tia” Nury contou a nossa história que segue, no texto original em espanhol.  Aduzimos notas (em azul) acreditando facilitar a compreensão do idioma castellaño.    O texto traduzido para português está logo abaixo:

           

           1er Encuentro Familia Padilla

            Descendientes de Francisco Padilla Cobo y Dolores Prat Ballejo (padre y madre de Gerónimo Padilla, padre de Luiz Roberto Nuñes Padilla)

            11 de octobre de 1998.

            Santana do Livramento – Rivera.

 

            Semblanza de la Familia Padilla – Prat

           By    Delia Nair Padilla Veja (Nury)

La semblanza que intentaré esbozar há sido creada siguiendo los recuerdos trasmitidos oralmente de padres a hijos a través de las distintas generaciones, pues prácticamente no existe documentación salvo las partidas de nacimiento de los tíos que nacieron en Uruguay y fotografias que de cierta forma son también un testimonio de la familia y su época.

En España,    a fines del siglo pasado,   cuando la Nación de debatía en una inestabilidad política y económica por la muerte del Rey Alfonso XII y la pérdida de las Colonias, desde Andújar – Provincia de Jaén, una joven familia formada por el matrimonio Francisco Padilla Cobo – Dolores Prat Ballejo y sus tres pequeños hijos Francisco, Eulalia y Gerónimo, siguiendo el sueño dorado de tantos españoles, decide embarcarse hacia América, tierra de promisión, a la que desde el pasado llegaron tantos coterráneos suyos en busca de mejores horizontes que los de su Patria.

Esa aventura, iniciada tal vez desde Córdoba, ciudad vecina de Jaén, mis abuelos la comenzaron com el hermano Ildefonso y el primo Guillermo Padilla,   siguiendo tal vez la huella y el llamado de otros familiares que ya se habían venido a estas nuevas tierras.

Al principio el destino fue un poco incierto,   quince días en Rio de Janeiro, luego el arribo a la Argentina donde se quedó el primo Guillermo,  posteriormente Uruguay, Montevideo,   ciudad en la cual se ancló para siempre el tío Ildefonso, pero Francisco, Dolores y los niños, posiblemente guiados por el ojo avizor del hombre de negocios que buscaba un lugar estratégico para instalarse,   vienen a la frontera com el Brasil a afincarse en un lugar del campo denominado Hospital,    cercano al centro poblado de Vichadero.   De esta manera, cada uno se ubicó en puntos claves para iniciar su vida en el nuevo mundo.

En Hospital el abuelo Francisco comenzó a trabajar en comercio de Ramos Generales,   y ante la paz y la vida saludable de la campaña la familia comenzó a crecer.

El primero que nació en tierra extranjera fue mi padre(padre de Delia Nair Padilla Veja -Nury), Antonio Humberto Candelario el 2 de febrero de 1899 en la octava sección del departamento de Rivera,    le siguieron Sara (1900), Dolores (1901), Eduardo Miguel Praxedes (1902), Conrado Cipriano (1903), Rogelio Bibiano (1904), Amelia Gumersinda (1906), Aída (1907), Renato (1909), Carlos María (1911) e Irma (1914).

Se iniciaba así una descendencia numerosa de catorze hijos, once uruguayos y tres españoles,   quienas van a constituir la familia de los Padilla – Prat, donde se entrelazarán los vínculos indisolubles de los naciones y dos continentes: España y Uruguay, Europa y América.

En determinado momento y sin que sepamos porque la familia de Hospital se fue a vivir a Cerrillada,  donde se construyó una cassa que lució orgullosa en su frente la inscripción PADILLA Y CIª,    la que a pesar de los embates del tiempo se mantuvo en pie hasta hace pocos años.

Alli, los hijos mayores trabajaban com el padre en el comercio, en esa oportunidad com la ausencia de uno de los menores, pues ya había fallecido Renato,    de tan solo tres años de edad,    de una enfermedad desconocida.      Sin embargo há quedado el dulce recuerdo de su inocencia infantil en el mechón de cabellos guardado amorosamente por uno de los hermanos, mi padre (de Delia Nair Padilla Veja - Nury).

El abuelo,    siempre impecable en el vestir,   de traje,   perfumado,   zapatos lustrados diariamente por cada uno de sus hijos,   los fue educando desde pequeños en los sagrados valores de la familia:    el amor filial,    el repecto,   la unión,   la fidelidad y el amor al trabajo.

Pasaron los años,     la nostalgia de los familiares que habían quedado en España y de los que habían regresado a ella,    como la bisabuela Antonia Cobo, era grande;    como los hijos ya estaban crecidos surgió entonces la idea del viaje a la Madre Patria.

Comenzaron así los preparativos para tan deseado viaje y cuando Francisco y Dolores estaban prestos a zarpar un martes 13 de aquel lejano 1925,   un vecino y amigo muy supersticioso intentó disuadirlos de partir en tan aciagodía;     pero ... el viaje se realizó com toda felicidad y sin contratiempos.          A su regreso, sonriente, el abuelo Francisco le contó a su amigo Suárez que le había ido muy bien,    pues además de ver a su familia la suerte lo había favorecido con la aproximación de un billete de loteria.    Ante lo cual el Sr. Suárez respondió:    “Hombre, si no hubieras viajado un martes 13, te habrías ganado la “grande”” (el premio mayor).

Otros recuerdo de esse viaje que quedaron en la memoria de sus hijos y hoy de alguno de sus nietos,   es el de que en su barco viajaba Carlos Gardel,  el cantor de tangos más famoso de Uruguay,    a quien el español admiraba y entonaba en la guitarra sus canciones;      y lo insólito, el abuelo Francisco se llevó a España un nido (ninho) de hornero para mostrarle a sus hermanos se sangre como un pájaro es capaz de hacer su casa tan perfecta, tanto o más que la del hombre.

A su regresso,   además de las anécdotas vividas en el viaje y la alegría del retorno, trajo unas cintas de la Virgen De La Cabeza De Sierra Morena,     que según la tradición, ceñidas a la cabeza,    curan los males de la jaqueca,   tan comunes en algunos descendientes de nuestra familia.     Estas cintas fueron usadas para este y otros fines, conservándose hasta el dia de hoy.

Los hijos ya estaban mozos, gallardos, muy apuestos algunos;    independencia económica,   viajes a ciudades cercanas y lejanas como Rio de Janeiro;     luego el matrimonio, nuevos horizontes, en los que se manifiesta la vocación que se había despertado tempranamente en la casa paterna:   “el comercio”. Y así, tío Paco (el mayor) que se casó com la maestra del pueblo Celia Colonna, joven, muy bonita y educada, siguió trabajando con su padre en Cerrillada,    y allí nacieron sus tres hijos.

Pasados los años se fue a vivir a Pelotas (Brasil) donde trabajó como gerente de escritorio de la firma Wilson’s Ltda.

Segun la memoria de mi hermano mayor, tío Gerónimo y Conrado se instalaron en Bagé com una tienda que vendia exclusivamente gabardinas y sombreros.

Luego se casaron com Hebrea Paiva e Inah Barreto respectivamente, hijas de hacendados del lugar.

Gerónimo por un tiempo trabajó en la hacienda y posteriormente aquel se fue com el hermano a Porto Alegre y allí continuaron en el área del comercio, en la casa “Shmit”, y Conrado junto a su hermana Aída y a sus hijos en la casa “A Moda”, uno de los comercios más prestigiosos de la calle Andradas del centro de Porto Alegre.

Rogelio y Antonio contrajeron matrimonio com dos hermanas mellizas de la familia de los Veja, María Elida Teresa y María Juvelina, hijas de un hacendado de la zona de Yaguarí.

Siguiendo la tradición también éstos se instalaron com comercio de Ramos Generales, tío Rogelio en Bagé y Antonio, mi padre (padre de Delia Nair Padilla Veja, Nury), en Cerrillada y luego en Puntas de Corrales.

Uno de los menores, Carlos María,   se casó com Diva López,  hija de una familia de Bagé y com la cual tuvo tres hijas,   pero su vida fue muy curta, murió cerca de los cuarenta años de una enfermedad incurable para la época.

Eduardo Miguel no se casó,   fue el bohemio de la familia,   vivió deambulando por distintas ciudades y preso del alcohol falleció en Melo – Departamento de Cerro Largo.

Las mujeres también formaron sus hogares,  com excepción de tía Aída que permaneció soltera,    las demás se casaron com muchachos del lugar o de la vecina ciudad de Bagé.

Hacendados, comerciantes, los De Quadro, los Camps, los Bastos, los Rola, los Barreto, pasaron a formar parte se una familia que há mantenido a través del tiempo sus rasgos peculiares de personalidad y carácter.

Serios, callados, taciturnos los menos;       alegres, bromistas(brincalhões), extrovertidos los demás,  com la gracia propia del español del sur y la picardia del andaluz, los Padilla – Prat han dejado su huella(pegada, rastro) en el tiempo y en sus descendientes,    principalmente através de una especie de dialecto que se viene transmitiendo de generación en generación como “los dichos de los Padilla”.

En esse vaivén de la historia de nuestra familia recuerdo a los tíos Paco y Conrado como los más bonitos y elegantes;      serio, amable, un “gentleman” el primero;     afable, com una sonrisa cariñosa a flor de labios, el segundo;      a los tíos Gerónimo, Sara. Aída y Rogelio como los más ocurrentes y dicharacheros,   com el chiste,      la frase graciosa en el momento más oportuno amenizando las inolvidables reuniones familiares com su alegría y filosofia de vida tan particular.

Creo que tío Carlos, apesar de no haberlo conocido era também un hombre alegre y ocurrente.    A los que evoco em mi memoria como los más serios, circunspectos y de pocas palabras son a mi padre (Antonio), y a las tías Lola y Eulalia,   quienes tal vez mantuvieron los rasgos recibidos por herencia de alguno de mis abuelos,  así como el cuidado en la vestimienta en el caso de Antonio y Lola, com su aparencia física siempre agradable,  a pesar de la sobriedad, posiblemente para manifestar en esa vanidad aparente toda la belleza que tenían interiormente y que no siempre podía aflorar com las palabras dado su carácter reservado.

De las tías Amelia e Irma casi nada puedo decir porque prácticamente tuve muy poco contato com ellas, pero según opiniones de algumas primas también fueron mujeres alegres y muy bonitas;      Irma fue “Miss Bagé”.

Há pasado un siglo desde el arribo de aquella pequeña familia a esta tierra generosa, el tronco com sus ramitas incipientes se transformó en árbol frondoso y fecundo com 221 descendientes: 14 hijos,    33 nietos,    81 bisnetos   y 93 tataranietos.

Comerciantes, médicos, abogados, arquitectos, escribanos, profesores, fisioterapeutas, dentistas, sociólogos, policías, empleados públicos, etc.   Los integrantes de la familia Padilla están diseminados por el mundo en distintos países: Uruguay, Brasil, Canadá, Estados Unidos,    pero donde quiera que estén estoy segura de que no olvidan su origen y que en los momentos de “saudade” recuerdan que en algún lugar hay alguien diciendo un “atientas”, “achaque”, “no te pongas odioso”, “estoy terracota” (dialeto de los Padilla – en apartado)

Gracias abuelos!,  gracias padres! Por haber sembrado aquella pequeña semilla com tanto amor,  por los frutos que há dado y por los que seguirán floreciendo en las nuevas generaciones;     Gracias Dios mio!   Por habernos permitido estar hoy reunidos bajo el latido unísono de nuestros corazones emocionados, gracias por el reencuentro com los ausentes y com los jóvenes que no conocíamos y ahora tenemos la dicha de conocer.

Que este momento sea propicio para la amistad, para la risa, para el recuerdo del pasado nostalgioso y la alegría esperanzada de un futuro mejor, para que al brindar por los próximos reencuentros le pidamos a Dios su bendición, para que nuestras familias se mantengan unidas en el amor, la comprensión, la fidelidad, y en todos aquellos sagrados valores recibidos de El a través de nuestros padres.

By Delia Nair Padilla Veja (Nury)

 

www.padilla.adv.br



Fonte:  





Fotos Adicionais




 


Classificação Média dos Visitantes:    0.00 (até 5)
Número de votos: 0 Votos

Vote no artigo:
 Comentários dos visitantes (0)
escreva um comentário (NÃO é para contatar o site)
(Não foram encontrados comentários. O seu pode ser o primeiro!)




 
     

 


Mapa do Site | Termos de Uso | Política de Privacidade | Fale a Seus Amigos |

Copyright © 1995-2014, Infomídia Produções. Todos os direitos reservados.
Este é um site de divulgação sobre o Estado do Rio Grande do Sul. Quer contribuir? Sua contribuição será muito bem-vinda.